La obra completa para órgano de Bach / 8: Ana Paula Segurola y María Cristina Deanna

En una nueva fecha del ciclo de conciertos en el que se interpreta la obra completa para órgano de Johann Sebastian Bach –en el Klais Opus 1912 del Auditorio Nacional–, actúan las organistas Ana Paula Segurola y María Cristina Deanna.

El ciclo, que se desarrolla a lo largo de 17 conciertos el último fin de semana de cada mes, cuenta con la curaduría de Mario Videla y la participación de notables organistas de nuestro país y de la región.

El concierto se podrá ver en vivo a través de nuestro canal de YouTube.


Programa

Primera parte: María Cristina Deanna

Johann Sebastian Bach
Pequeño preludio y fuga en do mayor, BWV 553

Christum wir sollen loben schon (Hemos de alabar a Cristo), fughetta, BWV 696

Gelobet seist du, Jesu Christ (Alabado seas, Jesucristo), fughetta, BWV 697

Trío en do menor (según Johann Friedrich Fasch), BWV 585

Alla breve en re mayor, BWV 589

Das Jesulein soll doch mein trost (El Niño Jesús será mi consuelo), fughetta, BWV 702

Wir Christenleut habn gehoffet, Herr (Los cristianos esperábamos, Señor), BWV 710

Nun ruhe alle Wälder (Ahora todos los bosques descansan), BWV 756

Concierto (Trío) en mi bemol mayor (Anh. II 46), BWV 597

Segunda parte: Ana Paula Segurola

Johann Sebastian Bach
Pequeño preludio y fuga en sol mayor, BWV 557

Preludio coral Allein Gott in der Höh’ sei Ehr (Que sólo sea honrado Dios en las alturas), Bicinium, BWV 711

Fuga super Allein Gott in der Höh’ sei Ehr (Que sólo sea honrado Dios en las alturas), BWV 716

Preludio en la menor, BWV 569

Preludio coral Erbarm dich mein, o Herre Gott (Ten piedad de mí, oh Señor Dios), BWV 721

Fuga sobre Jesus Christus, unser Heiland (Jesucristo, Redentor nuestro), BWV 689

Fantasía y fuga en la menor, BWV 561


Comentarios sobre las obras del programa
Por Mario Videla

Los Pequeños preludios y fugas

No se sabe con certeza cuándo compuso Bach los Ocho pequeños preludios y fugas. Escribe Albert Schweitzer en su libro Bach, el músico poeta: “constituyen el método de órgano por excelencia. Bach suponía, con razón, que quien abordaba el estudio del órgano ya poseía la suficiente técnica del teclado como para permitirle tocar correctamente a varias voces, y en estas obras agrega el uso del pedal. Bach se los hacía estudiar a sus alumnos enseguida, pues le gustaba que afrontaran de inmediato las dificultades.”

Aunque los Ocho pequeños preludios y fugas se consideraban ensayos de juventud, todo indica que fueron compuestos después de minuciosos análisis de obras de Vivaldi, Legrenzi y Albinoni. Es interesante destacar que la serie de ocho obras fue escrita siguiendo el orden de la escala, del do hasta el si bemol. Algunas están en modo mayor y otras en modo menor. En este programa apreciaremos el nº 1 en do mayor, BWV 553, y el nº 5 en sol mayor, BWV 557.

Los Preludios corales

Se han conservado alrededor de 200 preludios corales para órgano de Bach, reunidos en distintas colecciones. La Colección Kirnberger, un título generalmente ignorado en ediciones recientes, es una colección de preludios corales de Bach copiada por o para su talentoso alumno Johann Philipp Kirnberger (1721-1783), que llegó a ser maestro de música de la princesa Anna Amalia en Berlín. La serie también conocida como Die einzeln überlieferten Orgelchoräle (Corales para órgano tradicionales transmitidos individualmente) comprende obras de juventud, es decir, de la época de Weimar (1708-1717). En Weimar, Bach volcó todo su interés en las nuevas técnicas de coral para órgano, dando preferencia a formas tales como la fugueta coral y la fuga, además del coral con cantus firmus y el coral ornamentado. Dentro de esta serie se encuentran varias fughettas sobre corales de Navidad. Son todas extremadamente breves, tienen como tema la frase inicial del coral y están realizadas con una brillante destreza contrapuntística. Cada movimiento es una joya, como lo muestran las fughetas BWV 696, BWV 697 y BWV 702.

El Preludio coral “Wir Christenleut' habn jetzund Freud”, BWV 710, está también basado en un himno de Navidad de 1593 de Kaspar Füger y su melodía aparece en el pedal sobre un tejido contrapuntístico en el manual de las dos voces superiores.

El Preludio coral “Nun ruhen alle Wälder”(Ahora todos los bosques descansan)”, BWV 756 está basado en un himno de autor anónimo de alrededor de 1505 conocido como “Oh, mundo, debo dejarte” con letra de Paul Gerhardt (1647), que Bach utilizó numerosas veces, particularmente en su Pasión según San Mateo.

Trío en do menor, BWV 585

A lo largo de su carrera, Bach frecuentemente copió o arregló obras de otros compositores, con la idea de estudiarlas en profundidad. Este es el caso del Trío BWV 585, basado en una obra de Johann Friedrich Fasch (1688-1758). Fasch fue uno de los más importantes compositores contemporáneos de Bach, y sus obras marcan la transición entre el barroco tardío y el rococó. Bach poseía varias obras de Fasch en su biblioteca y transcribió para órgano los dos primeros movimientos (Adagio-Allegro) de una de sus sonatas en trío para dos violines y bajo continuo. El Adagio inicial, de una atmósfera serena y solemne, muestra un encantador juego de progresiones armónicas. Le sigue un Allegro, de carácter franco y decidido, trabajado en forma imitativa, con un tema principal rodeado por varios episodios de atrayentes figuraciones.

Las dos versiones del coral “Allein Gott in der Höh’ sei Ehr” (“Que sólo sea honrado Dios en las alturas”) se encuentran en la Colección Kirnberger, ya mencionada, y están basados en el Gloria del Catecismo Alemán de Lutero. El primero, subtitulado Bicinium, BWV 711, es una composición a dos voces. Junto al cantus firmus del himno aparece una contravoz que revolotea alrededor en virtuosas figuraciones y que evoca los Corales Schübler. El segundo, titulado Fuga, BWV 716, es un perfecto trabajo de contrapunto a tres voces elaborado sobre cada una de las frases del coral.

Es llamativo dentro de la colección de corales el interés de Bach por escribir fugas y fughettas (pequeñas fugas) sobre la melodía de los himnos. Según los estudiosos, el placer de Bach por las fugas apenas conoce límite. Ninguno de sus contemporáneos ni sus inmediatos sucesores han producido fugas tan bien dispuestas y tan claramente formadas. Tal el caso de la fuga sobre "Jesus Christus, unser Heiland" (“Jesucristo, Redentor nuestro”), BWV 689.

Prácticas de improvisación, oficio de los organistas

Las obras libres para órgano de Bach, los preludios, las tocatas y las fantasías desafían cualquier clasificación clara. Todas derivan, en esencia, de prácticas de improvisación. Como resultado de su forma libre, estas obras fueron ampliamente consideradas como la expresión por excelencia del stylus phantasticus, un estilo o forma cultivado magistralmente por Dietrich Buxtehude (1637-1707) en Lübeck. Los preludios suelen tener varios módulos de libre improvisación que alternan con secciones fugadas. Las secciones no están claramente delimitadas, pero fluyen suavemente entre sí sin interrupción. Su característica suele estar realzada por solos de pedal de mayor o menor duración. Este es el caso del Preludio en la menor, BWV 569, y la Fantasía y fuga en la menor, BWV 561. Pueden haberse originado quizás en la época en que Bach y su primo Johann Gottfried Walther estudiaban y se ejercitaban en Weimar de modo consciente con las figuras, estilos y modelos de la época.


Reserva de entradas

La entrada es gratuita, solo con reserva previa, y se podrá gestionar en esta publicación desde el martes 24 de mayo a las 12 h. Todas las personas que asistan deben estar previamente registradas (inclusive menores de edad, que en todos los casos deberán ingresar en compañía de un adulto). No se podrá realizar reserva de entradas en el lugar.

Cada reserva corresponde a una única entrada; con su DNI, cada usuarix podrá realizar hasta dos reservas por actividad, una para sí y otra para un/x acompañante, y hasta dos horas antes del horario de apertura del Centro Cultural, según la disponibilidad visible en el sistema. Una vez completado el formulario se enviará un correo que sirve como confirmación de la entrada. Cuando el cupo para la actividad esté lleno quedará deshabilitada la opción de completar el formulario.

El público deberá presentarse una hora antes del inicio de la actividad. En el ingreso al establecimiento, se deberá exhibir el DNI, constancia de reserva (en forma impresa o digital a través del celular). Las personas de 13 años de edad en adelante deberán acreditar que poseen un esquema de vacunación completo contra el COVID-19 aplicado al menos 14 días antes del evento. Se debe mostrar el pase sanitario al personal designado para su control antes de ingresar al evento. Será obligatorio el uso de tapabocas y el respeto a las normas de higiene, seguridad y distanciamiento que indicará el personal del lugar, según los protocolos sanitarios vigentes.

Por consultas sobre entradas e ingresos, escribir a: [email protected]

Fecha

29 mayo 2022

Hora

17:00

Localización

Auditorio Nacional