Rosa Incaica interpreta a Ginastera y Guastavino

Rosa Incaica interpreta a Ginastera y Guastavino Ciclo de Cámara - Domingo 20 de agosto, 18h - Salón de Honor

Compartir:

El dúo de Annelise Skovmand y Pablo González Jazey, con invitados

El dúo Rosa Incaica, integrado por la cantante Annelise Skovmand y el guitarrista Pablo González Jazey, presenta un programa dedicado a obras de inspiración popular de Alberto Ginastera y Carlos Guastavino. Actúan como invitados Jorge Kohan (guitarra), Elizabeth Ridolfi (viola), Nili Grieco (flauta) e Ignacio Svachka (percusión).
 
Las entradas para el concierto son gratuitas y se pueden retirar a partir del martes 15 de agosto, de 12 a 19, en Sarmiento 151, hasta agotar la capacidad de la sala. También se pueden reservar a través de esta página.

Programa

Carlos Guastavino: Pájaros (textos: León Benarós)
Alberto Ginastera: Las horas de una estancia* (textos: Silvina Ocampo)
Alberto Ginastera: Cantos del Tucumán ** (textos: Rafael Jijena Sánchez) 

Rosa Incaica: Annelise Skovmand, canto; Pablo González Jazey, guitarra

Artistas invitados:
*Jorge Kohan, guitarra
**Elizabeth Ridolfi (viola), Nili Grieco (flauta), Ignacio Svachka (percusión)

Acerca de Rosa Incaica

Una cantante con raíces danesas y un guitarrista tucumano conforman Rosa Incaica. “Hacemos música con sabor popular, con el cuidado de lo clásico y académico”, sintetiza González Jazey, a modo de presentación del grupo, que propone un viaje por la música folklórica argentina a través de canciones propias y de autores como Carlos Guastavino, Alberto Ginastera, Atahualpa Yupanqui, Astor Piazzolla, Ariel Ramírez y Eduardo Falú, entre otros. En su recorrido, Rosa Incaica combina su repertorio, arraigado en la tradición, con arreglos que bordean la música de cámara, manteniendo las interpretaciones en estrecho contacto con las raíces folclóricas. Es resultado de un proceso que comenzó hace unos años, cuando González Jazey y Skovmand abordaron la obra de Ginastera y Guastavino, en su CD Flores argentinas. En 2010 editan el CD Cielo y Tierra, que registra el trabajo en trío junto al pianista Pablo Manuel Arroyo y con artistas invitados del mundo de la música folklórica y académica. En 2011 fueron postulados a los Premios Carlos Gardel en las categorías Mejor Álbum de Folklore y Mejor Canción. En el mismo año editan Suite Norteña junto a la Orquesta de Cámara de la UCASAL dirigida por Jorge Lhez (primer registro de la Suite Norteña de Eduardo Falú y la versión para canto, guitarra y cuerdas del ciclo de canciones Flores Argentinas). En 2013 editan Norte, que incluye canciones folklóricas argentinas y de propia autoría. Se ha presentado en salas y festivales de Argentina, Europa y EE.UU., compartiendo escenario con Jaime Torres, Adriana Varela, el Sexteto Mayor y Juan Falú, entre otros.

Acerca del programa

"El folklore en los compositores académicos", por Rosa Incaica
 
La influencia del folklore se oye a menudo en los compositores académicos argentinos; Alberto Ginastera (1916-1983) es tal vez el más conocido internacionalmente. Integrante del movimiento nacionalista de las Américas junto a Carlos Chávez de México, Heitor Villa-Lobos de Brasil y Aaron Copland de EE.UU., Ginastera buscó la manera de romper con la tradición musical europea a través de sus propias sonoridades en un lenguaje que reflejase a su propio país. Así, utilizó, sobre todo en su primer período compositivo, conocido como nacionalismo objetivo, elementos rítmicos, melódicos y estructurales del folklore rural argentino. Los ciclos de canciones de este período son quizás los más conocidos, incluyendo sus Dos canciones op. 3 (Canción al árbol del olvido y Canción a la luna lunanca), Cantos del Tucumán, Las horas de una estancia y las Cinco canciones populares argentinas. Si bien la rítmica que Ginastera utiliza en su música es lo inmediatamente reconocible por su complejidad y vitalidad, otros elementos se hacen presentes en su lenguaje nacionalista. Giros y cadencias melódicas, armonías, danzas, formas de articulación del discurso musical y permanente evocación a instrumentos musicales tales como la guitarra. En la propuesta de concierto de Rosa Incaica, la guitarra pasa a tener un lugar real en las piezas antes mencionadas. Los arreglos mantienen las complejas armonías del original y a la vez exaltan los elementos folclóricos de las canciones.
 
El arte de la canción de cámara es muy rico en toda Latinoamérica, y las canciones, influenciadas por las tradiciones musicales de cada región y país en particular, alcanzan los estándares de los grandes compositores de Lieder. Carlos Guastavino (1910-2000), nacido en la provincia de Santa Fe, es conocido como “el Schubert o Fauré de Argentina”, y compuso más de doscientas canciones. Aclamado por la belleza y simplicidad de sus melodías, su música está influenciada, como la de Ginastera, por los ritmos y formas del folklore rural argentino. A lo largo de su vida, Carlos Guastavino mantuvo su identidad como compositor clásico y su particular sonoridad armónica. Los textos que Guastavino utiliza en sus canciones reflejan, como las melodías, simplicidad y belleza.  El famoso poeta León Benarós (1915-2012) colaboró frecuentemente con Guastavino, y de este trabajo en conjunto surgió Flores argentinas, un ciclo de doce canciones acerca de diferentes flores nativas del país. La poesía y la música se funden en un discurso que evoca las diferentes regiones de Argentina, desde las altas montañas de los Andes hasta las planicies de la pampa. Si bien las canciones están escritas originalmente para canto y piano, la guitarra, como instrumento capaz de realzar lo folklórico que las canciones evocan, es perfectamente apta para el acompañamiento.

Estemos en contacto

Dejanos tu mail para enterarte de la programación del CCK.

Nuestras redes

Conectate con nosotros en las siguientes redes sociales.