Les Flûtes

Les Flûtes Encuentro de Música Antigua - Viernes 7 de octubre, 20h - Sala Argentina

Compartir:

“Oscura claridad…”, música medieval con puesta de Carmen Baliero

El trío Les Flûtes, que integran Eugenia Montalto, Pamela Monkobodzky y Héctor Rodríguez, presenta “Oscura claridad…”, un espectáculo de música medieval con puesta de Carmen Baliero.

Programa

Oscura claridad…
Modernidad y alteridad en la música medieval
 
Bartolomeo da Bologna (fl. c. 1405-1427): Que pena maior agitanda menti!
Anonimo (Codex Rossi, c. 1350): Bella granata fra le fioro sete
                                                                Piançe la bella Yguana
                                                                Du’ ochi ladri sott’una girlanda
Francesco Landini (c. 1325-1397): Lasso! di donna vana ’nnamorato
Guillaume de Machaut : Double Hoquet (David)
Anonimo (Francia? Italia? c1400): Toute clarté m’est obscure
Guillaume de Machaut (c. 1300-1377): Dame, mon cuer emportés
Anonimo (Italia, c. 1350): Istanpitta Belicha
Anonimo (c. 1250): C’est la fin
                                   Quant revient et foille et flor / L’autre jor m’en alai / Flos filius
Anonimo (Italia, c1400): Benedicamus Domino
Antonello de Caserta (fl. c1390-1415): Biauté parfaite, bonté souverainne
 

Les Flûtes

Eugenia Montalto
Pamela Monkobodzky
Héctor Rodríguez

Puesta en escena e iluminación: Carmen Baliero

Acerca del programa

Ver claramente y no entender… es decir, toda certeza cae: ¿por qué una pieza musical está “bien escrita” (en el siglo IX como en el XXI)? Nuestra percepción de la diferencia entre lo que en música está bien o mal, lo correcto y lo in­correcto, lo culto y lo iletrado, está condicionada por un largo camino his­tórico, buena parte del cual se recorre en la Edad Media. Camino que va desde el simple canto para­lelo del siglo IX a la plasmación definitiva del lenguaje polifónico renacentista en el XV, con su apoteosis del movi­mien­to contrario y su cui­da­dosa reglamentación de las disonancias. Hay mucho de modernidad, pero tam­bién mucho de alteridad, en la producción musical de la Edad Media. Hoy proponemos un recorrido por la música francesa e italiana de los siglos XIII/XV a lo largo de distintos senderos: unos apuntan hacia el futuro, hacia el aún lejano con­tra­punto rena­cen­tista; otros en cambio son borrosos, a menudo sub­terrá­neos, tradi­cio­nes locales, técnicas “pri­mi­ti­vas”, con su paralelismo a ultranza o su despre­juiciado uso de las disonancias. En el curso de mis investigaciones sobre polifonía medie­val me topo continuamente con estas pie­zas, copiadas aquí y allá, muchas veces en espacios vacíos en manuscritos dedicados a otros temas, y a las que a veces es di­fícil asignar una fecha y una localización geo­grá­fica precisa. Músicas que no se dejan domesticar por los preceptos. Pero esos senderos subterráneos, esas técnicas compo­sitivas, afloran, una y otra vez, a lo largo de los siglos, en la música tradicional.

Nuestro programa de esta noche reúne a cuatro compositores emblemáticos del período. Guillau­me de Machaut es el gran poeta francés del siglo XIV, el equivalente nórdico de Francesco Pe­trarca (del cual es prácticamente contemporáneo). Machaut además ha puesto música a una pe­que­ña parte de su producción poética y desarrollado un lenguaje compositivo de alto vue­lo y gran refinamiento, pero también sumamente abstracto, como el del Double hoquet. El flo­ren­tino Fran­cesco Landini culmina el proceso de asimilación del lenguaje contrapuntístico francés por parte de los compo­sitores italianos, sin per­der por ello un fuerte sabor peninsular. Cada cual a su modo, por último, Bartolomeo da Bologna y Antonello da Ca­ser­ta -junto a otros, como Filippotto da Caserta y Matteo da Perugia- llevaron ese lenguaje importado a un nivel de sutileza pero también de rigor com­po­sitivo inigualables, dando vida al es­ti­lo conocido como Ars subtilis ytallica.

Todos ellos representan la “modernidad”: su obra apunta hacia el futuro, hacia el Renacimiento y más allá. Lo “otro” en cambio puede percibirse en las piezas anónimas del Códex Rossi, tan lejanas a nuestro ideal de música culta y tan cercanas a la música tradicional de todos los tiempos que pue­den llegar a resul­tarnos incomprensibles. Pero también en nuestra versión de Belicha, que con­vier­te una danza monó­dica en hetero­fo­nía, donde “todos tocamos lo mismo, pero de manera dis­tinta”.

Héctor Rodríguez

Acerca de Les Flûtes

Creado en el 2009, Les Flûtes ha desarrollado cuatro programas: “Dulcedo anglica - El aporte inglés a la música europea, 1400-1470”, “Aller m’en veus… - El sue­ño del viaje en flautas y voces, 1200-2011”, “Toute clarté m’est obscure… - Nuevas miradas sobre la música medieval” y “Belleza perfecta - La Italia del siglo XIV entre melodía y polifonía”. Actuó en el Museo Nacional de Arte Decorativo, la Usina del Arte, los teatros Payró y Hasta Trilce, el Salón Dorado de la Casa de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, el Museo de Arte Español “Enrique Larreta”, la Iglesia del Carmen de Buenos Aires, el Centro Cultural Ricardo Rojas (UBA) y el auditorio de la Dante Alighieri, entre otras salas. Participó en el Festival Inter­na­cional de Música Barroca “Camino de las Estancias” (Córdoba), en el Teatro del Centro del Conocimiento de Posadas (Misiones) y en el Ciclo Nacional de Música de Cámara.

Estemos en contacto


Nuestras redes