João Bosco

João Bosco Ciclo Latinoamérica - Sábado 28 de octubre, 20h - Sala Sinfónica

Compartir:

Se presenta uno de los grandes cantantes y guitarristas de Brasil

Figura destacada de la música de Brasil, el cantante y guitarrista João Bosco celebra sus 40 años de trayectoria con un concierto en el CCK. Hará una retrospectiva de sus obras, que incluyen composiciones escritas junto a Vinicius y piezas que grabó Elis Regina.
 
Las entradas para el concierto son gratuitas y estarán a disposición a partir del martes 24 de octubre, de 12 a 19, en Sarmiento 151, hasta agotar la capacidad de la sala. Se pueden retirar hasta dos entradas por persona.

También se pueden reservar a través de esta página. Las reservas deben retirarse desde el mismo martes, de 12 a 19, y hasta dos horas antes del espectáculo.

Dos horas antes del comienzo de la función se entregarán a quienes se acerquen a boletería las entradas remanentes (incluidas las reservas vencidas).

El concierto de João Bosco abre una nueva sección dentro del ciclo Latinoamérica, dedicada a la música y al cine de Brasil. En noviembre se proyectarán los documentales Elis (jueves 2), Cazuza (martes 7), Tim Maia (miércoles 8), Chico - Artista Brasileiro (jueves 9), y Vinicius (martes 14), y se presentan en concierto en el CCK Moreno Veloso + Pedro Sá (miércoles 15), Kassin (jueves 16), Doménico (viernes 17) y Moreno Veloso + 3 (sábado 18).

Acerca de Joao Bosco

Joao Bosco nació en Ponte Nova, Minas Girais, el 13 de julio de 1946. Cantante, compositor y guitarrista, creció en un ambiente musical. Influenciado por el jazz, bossa nova y tropicalismo, se abocó a la música y en paralelo estudió ingeniería. En 1967 conoció al poeta Vinicius de Moraes, con quien escribió temas, y también trabajó con el compositor Aldir Blanc, cuyas canciones fueron grabadas por Elis Regina. Desde los años 80 pasa a actuar más frecuentemente como cantante, y encuentra otros socios creativos: Capinam, Waly Salomón y Antônio Cícero, además de su hijo poeta, Francisco Bosco.
 

Acerca del disco “40 anos depois”

Por Francisco Bosco, poeta y compositor

Desde su debut, con bendición jobiniana, en un disco simple que tenía “Agnus sei” en un lado y “Águas de março” en el otro, João Bosco está completando 40 años de carrera. Como en el poema de Drummond de Andrade, se puede decir que alcanza esa marca en la siguiente situación: “Cuarenta años y ningún problema/ resuelto”. Pero muchos problemas planteados, con originalidad y maestría. Son esos problemas musicales los que reúne y profundiza en los CDs y el DVD que lanzó en conmemoración del aniversario.

Para comenzar por uno de sus rasgos fundamentales, João Bosco es al mismo tiempo hombre-música y hombre-canción. Esa tensión entra la canción (relación irreductible entre melodía y letra) y la música (todo lo que excede a esa relación) atraviesa su obra, manifestándose con mucha fuerza tras la interrupción de su sociedad creativa con Aldir Blanc. En su disco de 2009 Não vou pro céu, mas já não vivo no chão [No voy para el cielo, pero ya no vivo en el suelo], João Bosco había realizado un riguroso trabajo para reducir esa tensión a favor de la canción pura: sin ornamentos, con el canto despojado, solo el hueso.

Ahora, en 40 anos depois [40 años después], como la intención es revisar toda su obra, captando sus sentidos principales, las dos lógicas cohabitan en el espacio. Si oímos temas como “Tarde”, “Trem bala”, “Tanajura”, “Lilia”, “Bodas de Prata”, la canción es invadida y ampliada por dentro, por medio de la exuberancia musical de artistas de la categoría de Toninho Horta, Cristóvão Bastos y Ricardo Silveira. La música integra a la canción, pero la excede. Hoy, cuando se habla de la “canción expandida” de bandas como Los Hermanos y Radiohead, es preciso recordar que la tensión entre música y canción existe en la música popular brasileña hace mucho tiempo: de diferentes formas, la han llevado a la práctica nombres como Johnny Alf, Tom Jobim, Guinga, Milton Nascimento y João Bosco.

Si oímos, por otro lado, temas como “Pra que mentir”, “Tudo se transformou”, “Eu não sei seu nome inteiro”, quien ocupa el escenario es el hombre-canción, el João Bosco autor e intérprete de innumerables éxitos redondos, exactos, a los que nada les falta ni sobra.

Como nuestros tiempos de mashups y cut and paste han puesto de relieve, ninguna creación se hace a solas, por sí sola. Así, los 40 años de carrera de João Bosco son 40 años de diálogo de su obra con maestros de la tradición y, principalmente, de su generación. 40 anos depois es también una lectura personal de esa moderna época de oro de la música brasileña que son los años 50/60/70. Están presentes la densidad divina de Milton Nascimento (en “Lilia” y “Tarde”), el samba meditativo de Paulinho da Viola (“Tudo se transformou”), la bossa eterna del maestro soberano Tom Jobim (“Ligia” y “Fotografia”), el equilibrio caribeño incomparable de João Donato (“Eu não sei seu nome inteiro” y “Drume negrita”), el Chico Buarque heredero directo de los sambas simples de los años 30 (“Bom tempo”). De allí la apertura inusual del disco, con la voz de Milton Nascimento en “Agnus sei”. “Agnus sei” es el comienzo de todo, pero Milton es lo que está al comienzo del comienzo, y lo que vuelve posible el comienzo.

En resumen, 40 años y ningún problema resuelto. Pero muchos brillantemente formulados.

Estemos en contacto

Dejanos tu mail para enterarte de la programación del CCK.

Nuestras redes

Conectate con nosotros en las siguientes redes sociales.