“El sonido de las estrellas”, por Tambor Fantasma

“El sonido de las estrellas”, por Tambor Fantasma Sábado 28 de octubre, 20h - La Cúpula

Compartir:

El ensamble interpreta “Le Noir de l’Étoile”, de Gérard Grisey

Tambor Fantasma, el ensamble de percusión dirigido por Bruno Lo Bianco, ofrece, en el espectacular marco de La Cúpula del CCK, Le Noir de l'Étoile para seis percusionistas, banda magnética y retransmisión de señales astronómicas in situ (1990), del compositor francés Gérard Grisey.


Las entradas son gratuitas y estarán a disposición a partir del martes 24 de octubre, de 12 a 19, en Sarmiento 151, hasta agotar la capacidad de la sala. Se pueden retirar hasta dos entradas por persona.

También se pueden reservar a través de esta página. Las reservas deben retirarse desde el mismo martes, de 12 a 19, y hasta dos horas antes del espectáculo.

Dos horas antes del comienzo de la función se entregarán a quienes se acerquen a boletería las entradas remanentes (incluidas las reservas vencidas).

Programa

Gérard Grisey: Le Noir de l'Étoile para seis percusionistas, banda magnética y retransmisión de señales astronómicas in situ (1990)
 
Tambor Fantasma
Bruno Lo Bianco (dirección artistica)
Oscar Albrieu Roca
Gonzalo Perez Terranova
Anibal Borzones
Frank Kumor (EE.UU.)
Eric Schuster (EE.UU.)

Acerca de la obra

Por Jean-Pierre Luminet

En 1967, un joven astrónomo detectó en el cielo una señal de radio que variaba rápidamente, en forma de impulsos periódicos separados por 1,3 segundos. El descubrimiento causó sensación. Los impulsos eran tan regulares que por algún tiempo, las señales fueron tomadas como provenientes de civilizaciones extraterrestres. Los astrofísicos develaron una verdad igualmente sorprendente: las señales eran emitidas por un púlsar: fantástico residuo compacto generado en las explosiones de supernova que, antiguamente, desintegraron a las estrellas masivas.
 
Los púlsares no tienen más que un radio de quince kilómetros para una masa tan grande como la del Sol; están constituidos por materia tan llena que sus átomos se aglomeran para formar una masa sólida de neutrones. Un dedal de la materia de una de estas estrellas de neutrones pesaría sobre la Tierra cien mil millones de toneladas. Los púlsares son trompos magnéticos gigantescos.
 
Algunos giran sobre sí mismos, varias docenas de veces por segundo, y su campo magnético es mil millones de veces más grande que el de la Tierra. Las líneas de fuerza magnéticas de un púlsar canalizan las partículas electrificadas del espacio interestelar a lo largo de su eje magnético, lo que permite la emisión de un haz de luz que gira al mismo tiempo que la estrella, al estilo de un faro cósmico.
 
En cada vuelta, el haz barre la línea de visión de la Tierra y los astrónomos registran una pulsación luminosa. Parte de esta radiación es emitida en el campo de las ondas de radio. Por lo tanto, puede ser capturada utilizando grandes radiotelescopios. Los radiotelescopios son radares avanzados diseñados para detectar señales de radio de bajo nivel, como las de los astros lejanos. Se componen de grandes superficies metálicas lisas o en forma de red en la que las ondas de radio se reflejan. Las antenas transforman las ondas en señales eléctricas. Es posible amplificar estas señales y utilizarlas para estimular la membrana de un alto parlante. De este modo, el oído humano puede oír el susurro de los púlsares.
 
En el tornado electromagnético emitido por un pulsar, la radiación de radio representa sólo un susurro, y esto es lo que es capturado por los instrumentos. Para un astrónomo, intentar comprender el funcionamiento de un púlsar significa tratar de entender el funcionamiento
de una gran máquina escondida en una fábrica sólo a través de escuchar los pocos sonidos amortiguados que se escapan de ella. La energía recogida es mínima… En 50 años de observación, toda la energía recogida por todos los radiotelescopios del mundo es más débil de la que se necesita para dar vuelta una sola página de su programa.
 
El primer púlsar que escucharán fue grabado en cinta magnética, ya que sólo puede ser visto en el hemisferio sur. Se llama Véla y es el residuo de la explosión de una supernova que los hombres primitivos vieron sin duda a la luz del día hace 12.000 años. Se arremolina sobre sí mismo once veces por segundo.
 
El otro púlsar es recogido en simultáneo por la estación de radioastronomía más cercana. Su nombre es 0329 + 54 (los números indican sus coordenadas ecuatoriales: 3 horas 29 minutos de ascensión recta y + 54° de declinación). Efectúa 1,4 giros por segundo. La supernova que la ha engendrado explotó hace 5 millones de años y sus impulsos de radio tardan 7500 años en alcanzar la Tierra. Transmitidos en directo en la sala de conciertos, están justo para la cita.
 
Grandes faros del cielo, los púlsares guiarán nuestra navegación musical. Escuchemos a estos relojes cósmicos recitar sus segundos. Tenemos una cita con los guardianes del tiempo. Abramos la ventana y esperemos la hora exacta.

Acerca de Tambor Fantasma

Ensamble de percusión fundado en 2015, Tambor Fantasma está dedicado al repertorio contemporáneo. Lo integran percusionistas especializados en música de cámara actual e intensamente comprometidos con el encargo y puesta en escena de nuevas obras para percusión. El grupo realizó el estreno latinoamericano de Le livre des Claviers de Phillippe Manoury en el Teatro Colón en 2015. En 2016, en la Sala Argentina del CCK, interpretó Tal Tal de Mariano Etkin, en la que fue su primera audición en Argentina. Tempus Ex Machina, concierto realizado alrededor de la obra de Gérard Grisey, fue presentado en el Centro de Experimentacion del Teatro Colón a fines de 2016. En 2017 Tambor Fantasma participó del Festival Integrales en el CETC con la integral para percusión de Mariano Etkin, concierto grabado en vivo y en el que se realizó el estreno argentino de Trío, la última obra compuesta por Etkin para ensamble de percusión.

Horarios

Fecha Hora Lugar  
Sábado 28 de octubre 20:00h. La Cúpula

Estemos en contacto

Dejanos tu mail para enterarte de la programación del CCK.

Nuestras redes

Conectate con nosotros en las siguientes redes sociales.