Ascensores, de Leandro Erlich

Ascensores, de Leandro Erlich

Compartir:

Un juego de ilusión óptica que transcurre en el más cotidiano de los escenarios: el ascensor

El artista que intervino la punta del Obelisco instaló sus Ascensores en el CCK. Al ingresar en ellos, los espectadores se encontraron con una imagen equívoca: otra persona, otro espectador, que replicaba la propia sorpresa.

Leandro Erlich montó una instalación que reclamaba la participación del público y lo llevaba a cuestionarse sobre su percepción del mundo. Gran maestro contemporáneo de la ilusión óptica, el artista propuso un encuentro con el otro que producía asombro y una sensación paradojal e inquietante.
 

Acerca de Leandro Erlich

Nacido en Buenos Aires, en 1973, trabaja con la ilusión óptica como un punto de partida y, como un prestidigitador, busca generar la sorpresa y la reflexión del espectador. Tras formar parte del mítico Taller de Barracas (Fundación Antorchas) que dictaban Luis Fernando Benedit, Pablo Suárez y Ricardo Longhini, en 1998 participó del Core Program, una residencia de artista en Houston, Texas, EE.UU. Se mudó a Nueva York e hizo su primera muestra en una galería de New York. En 2000, participó de la Biennal en el Whitney Museum y representó Argentina en la Bienal de Venecia en 2001. Participó de muestras colectivas en Singapur, Brasil, Uruguay, Italia y Francia. De sus obras, Erlich dice que son “como abrir una ventana donde no la hay; situaciones que me generan una cierta ilusión: demuestran que todavía hay cosas por descubrir, por pensar, por inventar”.
 

Estemos en contacto


Nuestras redes