“ADN Dadá”: homenaje al movimiento que cambió el arte

“ADN Dadá”: homenaje al movimiento que cambió el arte Martes 29 de noviembre, desde las 18h - Quinto piso

Compartir:

Artistas visuales de Rumania son protagonistas de un evento fuera de serie

En coincidencia con el centenario del nacimiento del movimiento dadaísta y el Día Nacional de Rumania (1 de diciembre), se realizará ADN Dadá, una serie de actividades dedicadas a exaltar la vigencia de esta estética artística que revolucionó el arte del siglo XX.

No se requiere reserva de entradas. El acceso será por orden de llegada hasta agotar la capacidad de la sala.

Organizan el CCK y la Embajada de Rumania, con el apoyo del Instituto Cultural Rumano.

Detalle de las actividades:
 
18h: Performance e instalación El Juego de Dar y Pedir Razones, por La Oficina de Investigaciones Melodramáticas Bucarest (Irina Gheorghe y Alina Popa).
18.30h: Inauguración de la muestra de arte contemporáneo Valija Dadá.
19h: Proyección del documental Aliyah DaDá, de Oana Giurgiu (Rumania, 2015).

Acerca de la muestra

Valija Dadá (cuya curadora es Antigona Silvia Rogozea) presentará a artistas rumanos emergentes y reconocidos en diálogo con el espíritu Dadá y su herencia. Las obras -todas de los años 2015 y 2016- interrogan la infinidad de las influencias Dadá en el proceso de creación, a través de actuaciones y videos conceptuales, instalaciones de fotos y de porcelana, juegos de palabras en papel y collages digitales.

Acerca del film

Hace 133 años, una pequeña comunidad de judíos salió para Palestina para establecer unas de las primeras colonias en la Tierra Santa. Desde entonces, el camino de los judíos de Israel se entrelaza con la historia de Rumania en una relación de amor y odio cuyas consecuencias no se pueden todavía cuantificar. El estilo visual de Aliyah DaDá está inspirado de la técnica del collage de Tristan Tzara y Marcel Janco, unos de los iniciadores del dadaísmo.

Acerca del movimiento Dadá

El 5 de febrero de 1916, un cabaret literario titulado Cabaret Voltaire abrió sus puertas en la Calle Spiegelgasse no.1, en Zurich, Suiza. El iniciador era el poeta y filósofo alemán Hugo Ball, acompañado por un grupo de artistas que incluía a cinco rumanos: Tristan Tzara, Marcel Janco y sus hermanos Jules y Georges, y Arthur Segal. Juntos establecieron el movimiento de arte que cambió la cara del arte moderno. Las veladas en el Cabaret Voltaire inauguraron lo que iba a convertirse en Dadá: algo “ilimitado, ilógico y eterno”. Los dadaístas afirmaban un ímpetu de la vida, el de la rebelión, de la negación y de la burla bajo cualquier forma. Esta impaciencia de vivir impregnó el arte durante el siglo pasado, desde el Surrealismo y el Letrismo hasta la Pintura de Acción y el Arte Pobre, y pervive en el Ludus de los artistas contemporáneos rumanos.

Estemos en contacto

Dejanos tu mail para enterarte de la programación del CCK.

Nuestras redes

Conectate con nosotros en las siguientes redes sociales.